Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

sábado, diciembre 09, 2006

Los jóvenes europeos están perdiendo el apetito sexual

Los jóvenes europeos están perdiendo el apetito sexual debido al miedo a no cumplir con las expectativas creadas por los ideales de belleza actuales y a problemas de producción de testosterona, en el caso de los varones. A esta conclusión han llegado los expertos participantes en el Noveno Congreso de Medicina Sexual que se han reunido esta semana en Viena (Austria) para tres días de debates en los que han destacado la importancia de una vida sexual satisfactoria para la salud física y mental. "Cada perturbación [de la sexualidad] tiene consecuencias dramáticas para la calidad de vida", ha advertido el médico austríaco Siegfried Meryn. Según Meryn, la pérdida en la producción de la hormona de la testosterona, que revelan diversos estudios sobre la sexualidad de los europeos, está ocasionada por el estilo de vida actual. Especialmente la falta de movimiento influye doblemente en este fenómeno, pues además de incidir en el metabolismo y la producción hormonal, tiene también como consecuencia que la persona se siente mal por su aspecto físico, lo cual a su vez afecta negativamente la relación con su cuerpo, su pareja y, por tanto, en la vida sexual. También las mujeres van menos cada vez a la cama con sus parejas por falta de confianza y el temor a no cumplir con los cánones de belleza de hoy en día, ha comentado Meryn.
Entre los datos que los participantes del congreso consideran relevantes y preocupantes, destaca el que un 32 por ciento de las mujeres de entre 18 y 24 años muestra una pérdida de la libido. Asimismo, el 28 por ciento de las mujeres entre 18 y 24 años, un 28 por ciento de las que tienen entre 25 y 34 años, y un 23 por ciento de las de entre 45 y 59, se quejan de problemas relacionados con el orgasmo. La carencia de apetito sexual afecta a un 14 por ciento de los varones en edades comprendidas entre los 18 años y los 44, mientras que casi un 30 por ciento sufre de eyaculación precoz; un 18 por ciento tiene miedo a fracasar en el sexo, y entre un 7 y un 17 por ciento experimenta otras complicaciones en la erección.
El congreso vienés ha sido organizado por la Sociedad Europea para la Medicina sexual, que en la actualidad cuenta con unos 1.400 expertos en la materia de 15 países.
"Viena siempre fue una ciudad pionera en la investigación sexual y en la consultoría sexual", ha recordado Ludwig Gaspar, director y coordinador de la Institución de Sanidad de Viena con la Unión Europea, al hablar de una de las tradiciones menos conocidas de la capital austríaca. En Viena se estableció en 1922 la primera consulta matrimonial de Europa y actualmente la necesidad de asesoramiento sexual supera la oferta del Ambulatorio Sexual del Hospital Wilhelminen, donde es necesario pedir una cita con un mínimo de seis meses de antelación. También en este país se definieron importantes términos que hoy son indispensables para abordar los problemas de la sexualidad, como el concepto de "libido" del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, o la palabra "homosexualidad", acuñada en 1869 por Karl Maria Benkert. Asimismo, fue el psiquiatra Richard von Krafft-Ebing quien definió en la ciudad austríaca de Graz al "sadismo" y al "masoquismo" como perversiones sexuales.



0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio