Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

sábado, diciembre 27, 2008

La risa

Desde hace mucho tiempo ya, se conoce por parte de los profesionales de la salud que un par de carcajadas reducen el estrés, alivian las preocupaciones y elevan el ánimo. Pero aquellos que utilizan la risa como herramienta terapéutica, se han empeñado en demostrar también sus propiedades curativas. Los médicos reconocen cada vez más la importancia de la risa no sólo sobre el estado mental, sino también como una buena estrategia para reducir el dolor, estimular el sistema inmune y promover el bienestar en los pacientes. Según ellos, aunque existen distintos tipos de risa, el cerebro no distingue la fingida de la espontánea, por lo que se puede trabajar este fenómeno y así aprovechar sus múltiples ventajas. Para eso basta con poner en práctica ejercicios, técnicas y actividades (en grupo o individuales) para favorecer la desinhibición previa a la risa por lo que no resulta extraño que ya existan universidades que realizan trabajos específicos con talleres de risoterapia a grupos de enfermeras, médicos y personal sanitario en general.
La risa es un ejercicio muscular, ya que activa más de trescientos músculos, tanto faciales como corporales, como los abdominales y el diafragma. Al poner en movimiento el diafragma, originamos un masaje interno que facilita nuestra digestión. / Estimula el bazo, y de esta forma se eliminan toxinas del organismo. / Actúa sobre la respiración, dilata los bronquios y aumenta la capacidad respiratoria. Así se oxigena mejor el cuerpo y se revitaliza. / En pacientes asmáticos, reduce la hiperreactividad bronquial. / Es un estimulante cardiovascular, disminuye la tensión arterial y produce activación de la frecuencia cardíaca. Es bueno para combatir problemas cardiovasculares. / Tiene un efecto neuroquímico. La risa libera a nivel cerebral endorfinas, neurotransmisores que actúan contra el dolor y generan sensación de placer. También aumenta la serotonina (un antidepresivo) y disminuye el cortisol (sustancia ligada con el estrés). / Y a nivel psicológico, es una emoción terapéutica y sana, ligada al bienestar y a la sensación de disfrute y placer.
Y es que las personas somos unos seres con emociones. Todos tenemos la necesidad de reír y existen muchos medios sencillos para conseguirlo: bromas, películas cómicas, cosquillas, etc. Si lo logramos, encima contribuiremos a un cambio en nuestro actitud mental que favorecerá la disminución de enfermedades, por lo que estaremos invirtiendo en salud a la par que divirtiéndonos.



1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Buenas tardes
Primeramente lo felicito por su tan interesante blog llamado, ya que cuenta con muy
buena informacion relevante, le agradeceria realizar un intercambio de enlaces con mi pagina web de tematica SALUD. Si se encuentra de acuerdo espero su respuesta a mi correo tucontactoweb@gmail.com

4:41 p. m.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio