Porque más vale prevenir que curar, háztelo mirar.

miércoles, marzo 17, 2010

Hidroterapia de colon

No hace mucho casi nadie conocía la hidroterapia de colon. Hoy día, esta técnica está más introducida, aunque todavía se desconocen sus beneficios.
Dentro del mundo naturista, a la salud intestinal siempre se le ha dado mucha importancia. El colon es el órgano que genera más toxinas, y es importante eliminarlas. El estrés diario del actual estilo de vida provoca que ya no tengamos tiempo ni de ir al baño. Esta situación nos ha conducido a que un porcentaje muy elevado de personas presenten estreñimiento crónico. Constantemente inhibimos esta respuesta. Pero si vamos al baño todos los días, ¿significa que no tenemos estreñimiento? No. Aunque la pregunta que más bien debiéramos formularnos es: ¿elimino lo del día anterior? Porque el tracto gastrointestinal está pensado para un tránsito de veinticuatro horas. Si no se elimina lo del día anterior se produce una sobrecarga de toxinas. Entonces, ¿cómo podemos asegurarnos que eliminamos correctamente las toxinas? Idealmente tendríamos que reservar un momento del día en concreto para ir al baño. Esto de no saber a qué hora vamos al lavabo no es lo correcto. Lo satisfactorio es establecer un hábito. Para ello podemos recurrir a estímulos que favorezcan la evacuación de las heces durante una temporada para regular el tránsito intestinal, y también acostumbrarnos a ir al baño a una hora determinada aunque al principio no tengamos ganas, debemos insistir.
La hidroterapia de colon es importante porque no sólo ayuda a limpiar el organismo de todas las toxinas acumuladas sino que, además -lo más importante- permite analizar las heces para ver si hay problemas de asimilación de fibra, hidratos, grasas, exceso de indoles (producido por el metabolismo de proteínas), cándidas... De nada servirá limpiar el colon si no corregimos el problema.
¿Y no nos sirve con una lavativa casera? Pues no. Para conseguir el mismo resultado tendríamos que realizar cuarenta lavativas, una tras otra. La hidroterapia de colon, además, es una herramienta preventiva. Para entenderlo, este ejemplo: todos nos lavamos los dientes a diario, ¿verdad?, pero una vez al año realizamos una limpieza bucal para prevenir futuros problemas dentales. Pues debemos trasladar lo mismo a nuestra salud intestinal.
En una sesión de hidroterapia de colon se introduce agua filtrada y, sobre todo, exenta de cloro a temperatura templada y a una presión de 100 milibares (presión de la defecación). A través de una cánula desechable que se introduce en el recto del paciente se logra un llenado y vaciado automático de agua que disuelve todos los depósitos adheridos en el colon. La sesión dura aproximadamente tres cuartos de hora. Durante este tiempo entra y sale agua en una cantidad total de 40 a 50 litros. Esta agua previamente ha pasado por unos filtros mecánicos de carbón vegetal y de cristales de cuarzo y magnesio. Durante el proceso se aprovecha para analizar las heces y valorar el grado de toxicidad y establecer una propuesta nutricional para poder corregir la alteración. Casi siempre se recomienda una suplementación de prebióticos con probióticos, y en según qué casos otros suplementos. Por ejemplo, en el caso de cándidas podría ir bien el extracto de semillas de pomelo. En el caso de enfermedades autoinmunes, se recomienda se realicen un análisis de intolerancias alimentarias para valorar las IgG. A las personas que presentan problemas de coagulación se les recomienda la dieta de Peter D'Adamo (de los grupos sanguíneos) porque se basa en las lectinas. A las personas con síndrome de permeabilidad se les recomienda L-glutamina y evitar antiinflamatorios (AINES), entre otras muchas recomendaciones.
En referencia al mencionado tema de candidiasis: ¿puede la hidroterapia de colon ayudar a eliminar las cándidas? Primero de todo es importante saber diferenciar si estas cándidas están esporuladas, no son patológicas, o por el contrario si forman micelios, es decir, son activas. Normalmente, en caso de cándidas se puede utilizar el ozono durante la sesión de hidroterapia.
También hay quien afirma que este método arrastra todas las bacterias, tanto las beneficiosas como las no beneficiosas pero en realidad la limpieza de colon no mata las bacterias. Si que es posible que arrastre unas cuantas, pero no elimina, en absoluto, toda la flora. Para matar bacterias es necesario el ozono, o que el agua utilizada para la hidroterapia de colon tenga cloro.
En definitiva, la hidroterapia de colon es una excelente herramienta depurativa y es muy recomendable para todas las patologías. NO ESTARÍA RECOMENDADO en los casos de hemorroides en fase aguda y en todos los procesos inflamatorios intestinales agudos. En los cánceres de colon, siempre y cuando no obstruyan, se puede recomendar.



0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio